8/06/2007

Robert De Niro: un actor en busca de director



Al igual que hiciera Alfred Hitchcock, Scorsese prefiere trabajar con el mismo equipo cada vez. Esto le da coherencia estética a la puesta en escena, lo que termina haciendo que sea fácil reconocer una película de este director. Pero de esas personas que se han convertido en colaboradores fijos es importante hablar de Robert De Niro. La carrera de De Niro va de la mano de Scorsese hasta el punto de que es casi imposible separar la imagen de De Niro de la famosa línea que pronuncia Travis en Taxi Driver: “Are you talking to me?”
La primera colaboración de estos dos grandes del cine fue Mean Streets, realizada en el año 1973. Ya desde este momento se hacen evidentes las capacidades de de Niro para darle vida a una película. En este caso hace el papel de Johny Boy, un joven que va camino a la autodestrucción. Es violento, le debe a todo el mundo y además no tiene interés por nadie. Llega inclusive a traicionar a su amigo Charlie Boy, quien solo trata de ayudarlo, y a quien lleva directo a la muerte.
Una de las razones por las que a Scorsese le gusta trabajar con De Niro es el hecho de que no se limita a interpretar un papel ya construido, sino que va más allá hasta el punto de convertir a ese personaje en una creación propia. Imaginarse a Johnny Boy, o a Travis de Taxi Driver, o a Sam de Cape Fear o a cualquiera de sus otros personajes con cualquier otro actor es imaginarse inmediatamente una película completamente distinta. La frase de Taxi Driver que lo hizo famoso no estaba en el guión, fue una improvisación que le pidieron que hiciera para hacer una prueba de sonido.
A Mean Streets le seguiría ese rol del que hemos hablado. Ttal vez el que lo define más desde el punto de vista de los espectadores: Travis en Taxi Driver. Un perdedor por naturaleza, un insomne incurable y un pesimista empedernido es un personaje al que De Niro le da tanta vida que llega a asustar. Encerrado en su mundo del que nunca ha salido hay una escena memorable en la que invita al cine a Betsy (papel interpretado por Cybill Shepherd) y la lleva a un cine de películas pornográficas. Es increíble la naturalidad con la que De Niro llega a representar la sorpresa de que Betsy salga despavorida del cine y le diga que no lo quiere ver más.
Pero en el año 1980 llegaría la película que llevaría a De Niro al status de leyenda al engordar 30 kilos para poder representar al Jake La Motta viejo y que es un punto de referencia para cualquier actor. Esto, unido una interpretación magistral hace que este sea el papel más logrado de los que haya interpretado para Scorsese.



También actuaría en las otras dos películas donde la mafia es la protagonista aparte de Mean Streets: GoodFellas y Casino. De estos dos papeles el de Sam Rothstein, un judío que logra penetrar debido a su eficiencia el antisemitismo y endogamia de los italianos de la mafia de Chicago, hasta lograr que lo hagan gerente de un casino que acaban de montar en Las Vegas. Gracias a un brillante guión De Niro se luce de la mano de los actores Sharon Stone y Joe Pesci, quienes interpretan los personajes que poco a poco llevan a Rothstein al abismo.
Las otras colaboraciones entre ambas estrella son New York, New York (1977) junto a Liza Minelli con quien Scorsese estaba saliendo al momento de hacer la película y que sinceramente no es uno de los mejores roles de De Niro, más por culpa de graves problemas de trama que del propio actor. Asimismo hizo Cape Fear, un papel que también muestra el genio de De Niro al convertir su cuerpo en una máquina de destrucción.
Ni la carrera de De Niro, ni la de Scorsese serían lo mismo si no hubiesen colaborado el uno con el otro. Actor y director llegaron a una simbiosis y confianza de tal magnitud que De Niro llegó a poner sus carreras en las manos de Scorsese. Por lo visto, no se equivocó.

2 comentarios:

María Celina Núñez dijo...

Mi querido Arturo: Qué sorpresa encontrarte en mi correo. Me encanta tu blog. Me gustaría oír una de tus clases. Me gusta mucho el cine. "El año pasado en Marienbad" es la película de Resnais, junto a "Hiroshima...", que más me gusta. Muy buenos los datos que das. Si tienes un ejemplar de "El año pasado en Marienbad", me gustaría copiarla. Así tendríamos una cita bloguera person to person. Un beso. Espero respuesta,
mc

Arturo Serrano dijo...

Claro¡¡¡ Yo te consigo una copia pero tiene que ser en septiembre. Com digo ahí, no se consigue así que será una copia-alternativa-con-fines-académicos... es decir, una copia pirata. Jejejeje
Que bueno que te gusta el blog. Muchas gracias por el comentario.
Con respecto a mis clases, sería un placer que vinieras. Ahora estoy dando Historia del Cine y un seminario que se llama "El cine de Martin Scorsese". En octubre te mando los cronogramas y una invitación abierta.
Saludos,
Arturo