8/24/2007

Quiero ser Robert Rodríguez.



He aquí un carajo que sabe lo que quiere, que hace lo que quiere y que además lo hace muy bien. Un carajo que disfruta lo que hace y encima nos hace disfrutar a todos con sus películas. A mí me gustan todas: las de adultos, las de niños, las asquerosas, las tiernas. Pero mi favorita es “Planet Terror” (una de las películas que conforman el dúo “Grindhouse” (la otra es “Death Proof” de Quentin Tarantino), aunque si hablamos de la que más he disfrutado sin duda es el corto (si es que se puede llamar corto) que forma parte de la película “Four Rooms”. Creo que es el único papel decente que ha hecho Antonio Banderas en Hollywood (al parecer Almodóvar tiene muy buena mano).
Bueno, en lo que estábamos: Robert Rodríguez. Estuvo hasta hace poco casado con una venezolana que se llama Elizabeth Avellán y a quien conocí en una ocasión. Dios, qué nervioso estaba. Porque les voy a confesar lo que me pasa: yo quisiera ser Robert Rodríguez. Y que quede claro, no es que quisiera ser como él, sino que quisiera SER ÉL. Es un excelente director, es un hombre apasionado con lo que hace y la verdad es que yo creo que él es director de cine de puritico retruécano, porque en realidad es un excelente cuenta cuentos. Él es (Dios Santo, ¿cuántas veces he usado “es” en tan solo dos líneas) de esas personas que tienen la pasión suficiente para pensar una historia, ordenarla, escribirla, producirla, filmarla, editarla y distribuirla (me cansé solo de pensarlo).
En fin, esta entrada es un pequeño homenaje a uno de mis héroes del cine: Robert Rodríguez.

1 comentario:

Amira dijo...

Uuff "The Misbehavers"... coincido contigo, es lo mejor de Robert Rodríguez, aunque de verdad no soy muy dada a sus películas, pero ese corto es para morirse de la risa.