8/23/2007

La duda como única certeza.


Recuerdo que hace algunos años, cuando daba clases de filosofía en el Colegio San Ignacio, un alumno me dijo con una cara que nunca olvidaré: "Profesor, estoy muy confundido"; a lo que no pude sino responder: ¨He logrado mi propósito".
El colegio nos mal enseña que todas las preguntas tienen respuesta, y lo que es peor aún que tienen UNA sola respuesta. Basta con medio leer (tampoco hay que pasarse) para darnos cuenta que más allá de algunas religiones cuya jerarquía se reserva el derecho a interpretar (como la religión Católica) la certeza es y será una mentira. Nada es absolutamente cierto, ni siquiera lo más elemental como "¿Estoy realmente aquí?" Y si no vean "The Matrix¨. Aún no he conocido a la persona que me pueda demostrar más allá de toda duda que no estemos enchufados a unas máquinas que nos alimenten lo que conocemos como realidad, mientras que estamos enchufados a unas horrendas máquinas (por cierto, si es así, le agradecería infinitamente a Morpheus que me sacase de su lista. Toy feliz donde toy).
Por eso es que no hay que amargarse la vida en la búsqueda de esa certeza única que le va a dar sentido a mi vida, pues el ser humano vive y siempre ha vivido con medias verdades sin ningún problema. ¿Acaso necesito certeza absoluta de que no me voy a morir en los próximos días para poder llevar mi vida de manera normal? Pues no, esa certeza no es absoluta pero la que tengo me basta.

2 comentarios:

Mariana dijo...

¡Yo tampoco quisiera desenchufarme!! (lo pensaría sólo si tuviera la certeza de que en el otro mundo no existe el reggaeton... hablando de certazes)
Lo cierto es que siempre he sido mejos amiga del curso natural de las cosas y no es mi interés primordial llegar al meollo de todos los asuntos. Suficiente con los huracanes de mi propia cabeza, como para añadirle más angustia a mi vida buscándole un sentido, y peor aún, buscándole uno a la humanidad...
Si de algo puede haber certeza es de que la duda existe... Mejor es nadar tranquilo en un mar de dudas que dar brazadas de ahogado tratando de llegar a la orilla de la certeza.

Arturo Serrano dijo...

Claro que sí. Para mí el héroe de "The Matrix" es Cypher, el que traiciona a Morpheus y a Neo. Por supuesto que él quiere regresar a la matriz y por supusto que la prefiere a esa balurdez de la relaidad real. Además, a esos que tanto defienden la realidad real en la película: ¿y de dónde les viene la certea de que esa realidad real no s también algo que les alimenta la matriz par que dejen de joder tanto y crean que ya lo lograron?