8/29/2008

Zoología de las fiestas (I. La vieja cuida-bolsos)


En todos las fiestas hay algunas especies que se repiten. Las vemos acechando en cada salón de fiestas de la capital caraqueña y la verdad es que es fácil reconocerlos. Esta es una guía que ayudará a nuestros zoólogos urbanos a reconocer cada una de estas especies.

LA VIEJA CUIDA-BOLSO
Esta es la propia señora que va con un vestido que ha repetido en todas las fiestas que requieren vestirse un poco mejor de lo habitual. No se para de la mesa ni loca y se pasa toda la jornada criticando a todo el mundo, rememorando el pasado y animando a los asistentes desde su trono. Por el hecho de ser una criatura sedentaria (es decir, termina la mesa en la misma mesa donde la comenzó) es la preferida de todas para cuidar los bolsos.
Su mesa es todo un tesoro pues en ella encontraremos decenas de bolsos que significan un botín muy apetitoso para cualquier amigo de lo ajeno. Es por esto que la naturaleza ha dotado a estas señoras de una desconfianza que pone en peligro a todo el que se acerque a los bolsos.
La presa de esta criatura es cualquier incauto medio borracho. Una vez que la presa es atrapada, la “cuida-bolsos” lo agarra por un brazo, lo sienta en la mesa y empieza el cuento de su vida, la vida de la novia que se casa ese día y de los novios que ella tuvo hace lustros y cualquier otra historia.
También se encarga de animar a los demás al grito de: “¿Dónde está la juventud de esta fiesta?” y en ocasiones hasta se levanta (siempre cerca de la mesa) y mueve un poquito el esqueleto para luego sentarse sudada a explicar que en su época no paraba de bailar hasta que se acabara la fiesta.

2 comentarios:

AJuhazs dijo...

JAJAJAJA ¿Dónde esta la juventud de esta fiesta? jajajajaja! Muy cierto, Arturo! Si no fuera por las viejas cuida bolsos creo q no disfrutaría tanto una fiesta! jaja.
Ah! A veces ese término puede aplicarsele al novio :S que no baila ni rascado ! Besos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.